domingo, 24 de octubre de 2010

El Mallorca toma Mestalla (Valencia 1-2 Mallorca)

¡Bravo! Es lo que merecen estos jugadores y este tándem de entrenadores que formen Laudrup y Nadal. Han ganado en Mestalla y tienen 11 puntos tras 8 jornadas que le alejan del peligro, con una plantilla, más que nunca, hecha bajo el concurso de acreedores, retales, acuerdos con amigos, regresos de cesiones... y despojada de sus meritos de la pasada temporada. Pero con ello, Laudrup se puso el mono de trabajo, con ganas, con ilusión, con una plantilla repleta de jóvenes y está dispuesto a llevarla a buen puerto, algo que engrandecerá su tamaño como entrenador. La semana comenzaba con dudas, tras un muy mal partido ante el Espanyol en casa que se saldó con derrota pese a haber tenido un hombre más durante 60 minutos. Sin embargo hoy en Mestalla se desquitó y se llevó la victoria.

Laudrup apostó por un once más conservador, similar al de la segunda parte en el Camp Nou, doble pivote y Webó como único delantero. Y la apuesta resultó. Enfrente, el Valencia que había comenzado la Liga fulgurante, aunque con bastantes retoques debido al compromiso en Escocia de este miercoles. También se situaba enfrente, el portero Moyá, canterano e idolo en Mallorca que, de momento vive a la sombra de Cesar en Valencia. Pero una lesión de este le abrió la puerta a la titularidad. 

Y cuando empezó el encuentro el Mallorca decidió no esconderse. Webó aportaba arriba lucha y sacrificio, algo indudable en todos sus partidos. Martí y De Guzman ofrecían una variante interesante al intercambiarse la posición e iniciar la presión al centro del campo del Valencia, en el que Manuel Fernandes, teórico organizador no aparecía y Banega se desentendía del partido. Y en estos primeros minutos de zozobra y de colocación llegó la oportunidad del Mallorca... un balón para Webó que encaraba portería, se acercó un defensa por detrás y el balón salió rechazado. Parecía corner... pero no era ni eso, Webó se tropezó consigo mismo y se cayó. pero el árbitro señaló el medio y pito penalty. Eso sí, debía haber dudas en su cabeza porque no sacó ninguna tarjeta, cuando era evidente que tenía que enseñarla. El Chori Castro asumió la responsabilidad como hizo frente al Osasuna. Y nuevamente, tirandolo horrorosamente, lo convirtió raso y por el medio. Suficiente, aunque es jodido ver que desde hace 3 años, nadie en este equipo sabe tirar un penalty.... En fin, ya lo discutiremos otro día, de momento era el 0-1.

Curiosamente el Valencia no despertó. Alvarez Izquierdo, quizá todavía más aquejado de dudas, decidió señalar faltas absurdas, sacar amarillas a Ayoze y Ratinho, perdonarselas a Maduro o Stankevicius pero el partido seguía extraño. De hecho, el Mallorca manejaba más la pelota y tiraba contraataques, y en una jugada embarullada, Ratinho disparó desde fuera del area, Moyá respondió perfectamente, pero apareció la cabeza del Chori Castro para hacer el 0-2 en el 25. La cosa funcionaba. Un penalty inventado que entró horrorosamente y ahora un rechace afortunado que concluía con gol de cabeza del Chori. Posiblemente el primero de su carrera de este modo.

La libreta de Laudrup y la de todos, sabiamos de lo importante que sería mantener el resultado y seguir parando el partido. Y todo el equipo se mostraba por la labor, Aouate con su habitual sobriedad atrás, una pareja de centrales mayúscula que parece mejorar día a día, Ayoze, que regresaba tras 4 partidos y un centro del campo muy trabajador, todos, con la salvedad de Ratinho. El lateral se contagió de una locura momentánea, se incorporaba al ataque, entraba en choques y cometió un penalty completamente absurdo e innecesario sobre Vicente. Podía haberle costado la segunda amarilla, pero hoy Alvarez Izquierdo no estaba muy convencido de nada. Soldado no desaprovechó la oportunidad de recortar diferencias desde los 11 metros y devolver algo de jaleo a la grada.Ratinho además, se convirtió en foco de los silbidos de la grada, retrasaba los saques de banda e incluso simuló una lesión. Demasiado riesgo... hasta que llegó el descanso y era hora de hacer balance y pensar como sostener el magnifico 1-2.

Tanto Emery como Laudrup eran conscientes de los riesgos y de sus posibles mejoras. Emery quitó a Stankevicius, pésimo defensor en el segundo gol del Chori y a Banega, que había hecho una entrada de tarjeta naranja que se quedó en amarilla y no había tocado un solo balón y dio entrada a Bruno y a Aduriz para jugar con dos delanteros. Nuestro entrenador danés, con buen criterio, se cargó a Ratinho, y dio entrada a Pereira reconvertido en lateral. Era la solución de emergencia ya que Cendros se había quedado en Palma. De nuevo, la apuesta salió perfecta. El Valencia tuvo 5 minutos fuertes, Pablo Hernandez tuvo una ocasión franca que echó fuera, se dieron varias internadas sin éxito pero a partir de ahí, el partido fue un goteo constante de minutos que pasaban lentamente pero que permitían al Mallorca con ir acercándose a los tres puntos. Y en uno de sus estadios malditos, donde solo había ganado una vez en 23 ocasiones. Ayer fue la segunda.

Los dos delanteros no conectaron nunca. Aduriz, fue muy similar a como sucedía en el Mallorca, lucha, choque, pelea de balones pero sin oportunidades claras. El sistema de centrocampistas que tejió Laudrup seguía funcionando. De Guzman es imprescindible en este equipo, porque sigue siendo el único jugador capaz de manejar la pelota y avanzar con ella sin miedo, y sin perderla, pero además aporta trabajo, algo fundamental en su posición. Y su aportación, junto a sus guardaespaldas Martí y Joao Victor, sirvieron para frenar a la media valencianista que formaban Tino Costa (que entró por Albelda) y Manuel Fernandes, además de ayudar a los hombres de banda. Por si acaso, Laudrup fue recogiendo la ropa con calma. Un desafortunado Nsue dejó su hueco a Crespí, que tenía que probarse en el lateral, una posición en la que, siendo sinceros, en pretemporada no había acabado de resultar. Pero esta vez fue mejor. El Valencia solo atacaba por reacciones, sobretodo por su lateral Jordi Alba, muchacho que ya el año pasado jugó muy bien contra el Mallorca y apunta a futbolista muy interesante. La única vez que se marcharon de Crespí lo solucionó cometiendo falta. Que, se puede ser joven y llevar tres partidos en primera, pero hay conceptos necesarios. Y Crespí lo hizo bien.

Como decía antes, los minutos goteaban y el Valencia no llegaba. Soldado, de sangre caliente se peleaba con todos para no perder tiempo, pero le descentraba cada vez que le llegaba la pelota Aduriz tampoco tuvo suerte ante su ex equipo. Y Aouate o los defensas despejaban los balones colgados (ya se vio en el Camp Nou, el Mallorca con Nunes, Ramis, Webó, Crespí, Nsue, Pereira o Joao Victor tiene bastantes torres por alto). Y seguían pasando los minutos. Y así incluso se pudo dejar sentenciado. Webó consiguió una falta al borde del area y Chori Castro, fundido, desperdició un uno contra uno frente a Moyá que podía haberle coronado con un magnifico Hat Trick. Pero bueno, no hubo que acordarse de ello, porque el Mallorca tenía el resultado a buen recaudo y regresará a Palma con 3 puntos más. Esto hacen 11 ya y recuperan la buena imagen del equipo durante estas 8 jornadas. Y permite, afrontar la Copa, con optimismo y confianza.

5 comentarios:

ÁnGeL R. dijo...

Buenas, gran partido del Mallorca, que fué superior en toda la primera parte, en el segundo a las contras pudo marcar alguno más. Saludos.

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

No esperaba la campanada del Mallorca en Mestalla. El Valencia sólo se había dejado puntos en casa precisamente contra el Atleti.
Os estáis especializando en "matar" gigantes. Cinco puntos contra Madrid, Barça y Valencia no está nada mal, otros sumarán cero.
Si no hubiérais perdido la semana anterior con el Espanyol estaríais muy arriba.
Buen entrenador Laudrup, aunque le pecó la soberbia cuando se marchó del Getafe.

Un saludo

Aleman Martin dijo...

Liga de Campeones!

Gontxo dijo...

Es cierto, Laudrup se marchó muy mal del Getafe y creo que no pagó la claúsula que tenía pactada. Con nosotros ha firmado dos años también, jejeje. Pero de momento estamos muy contentos con él. Es valiente, educado, confía en la cantera y sacó mucho partido de lo que tiene sin estar haciendo el idiota como Manzano. La verdad es que los 3 puntos del Espanyol hubieran puesto al Malloca muy arriba, en peustos europeos, pero ciertamente ese día se jugó fatal.

Yo tampoco me esperaba ganar en Valencia, aunque Emery contra el Mallorca, siempre hace cosas raras, quita media alineación, sienta a los buenos, venían de jugar Champions y cuando quiere arreglarlo se le hace tarde. Y ayer el Mallorca estuvo muy bien plantado sobre el campo y salió con fuerza. La verdad es que el equipo parece rendir mejor contra los grandes que contra los pequeños. Si logra mejorar este segundo aspecto, no habrá problemas en Liga.

Y hombre más que pensar en nada, porque ya hemos visto que en Concurso de Acreedores, no te dejan jugar en Europa (y no parece probable que dé tiempo a salir en n solo año.... quizá en dos sí). Lo que debería hacer es tomarse la Copa en serio. Vamos a tener un día más de descanso que el Sporting y no habrá partido hasta el lunes.

futbollium dijo...

Lo que le costó al Mallorca ganar su primer partido fuera la temporada pasada y mira ésta , y encima en casa del Valencia .

Un saludo