viernes, 15 de mayo de 2009

RETROVISOR: Petete Correa


Fernando Correa, apodado el Petete, ha sido un futbolista clásico de la liga española, donde jugó en cuatro equipos, Atlético de Madrid, Racing, Mallorca y Valladolid. Su desembarco en España se produjo muy pronto, cuando apenas tenía 22 años fue fichado por el Atlético de Madrid, que veía en él a una joven promesa uruguaya que había sobresalido en el River Plate de Montevideo y nombrado mejor jugador de la Liga (igual que el Chori Castro por cierto).

Su llegada se produjo en la mítica temporada 95/96 cuando el club del Manzanares, entrenado por Radomir Antic obtuvo el doblete. Correa, tuvo una escasa presencia limitada a 9 partidos. Sus dos temporadas siguientes recaló cedido en el Racing de Santander, donde se reivindicó como futbolista, anotando 12 y 15 goles cada año. Su clase como delantero estaba patente, su mayor pega que se le acusaba de vago.

Al año siguiente regresó al Atlético, donde gozó de más minutos y anotó 8 goles en 20 partidos. En la 99/2000, jugó el mismo número de partidos pero solo anotó un tanto, y el Atlético acabó descendiendo. Los dos añitos que pasó en el infierno el club rojiblanco, contaron con Petete Correa en sus filas, donde recuperó su olfato goleador y fue uno de los artífices del ascenso. Pero en primera, volvió a encontrarse con la puerta cerrada (pese a marcar 4 goles en 9 partidos).

Entró en la lista de transferibles del Atlético, que lo incluyó en una operación con Colsa y Nagore para fichar a Novo e Ibagaza del Mallorca, peticiones expresas del nuevo técnico Atlético, Gregorio Manzano. En la Isla volvió a encontrarse con Luis Aragonés que lo conocía de su etapa en el Calderón y con el que tuvo aquellas famosas palabras en las que le recriminaba su desgana “Si yo hubiera tenido su talento, hubiera sido el mejor del mundo”.

A Correa le fue costando entrar en el equipo, hasta que Luis consiguió encontrarle ubicación en una posición novedosa, escorado a la izquierda y Correa empezó a responder, anotó goles, hasta que en un partido amistoso con su Selección dio positivo por consumo de cocaína, justo en su mejor momento desde su llegada al Mallorca, donde llevaba 8 goles en 26 partidos , acababa de hacer un hat trick en Zorrilla y era un habitual de la Selección uruguaya.

La sanción de un año por el doping fue inmediata. El Mallorca, a la cabeza con el entrenador, pidió tranquilidad a Correa, lamentando que hubiera “metido la pata”. En esos momentos, que el Mallorca negociaba ofrecerle una temporada más de contrato, no se echó atrás y le mantuvo el compromiso. Aunque la sanción fue reducida a 9 meses, Correa ya no logró entrar en el equipo titular al año siguiente, con Cúper de entrenador, aunque sí tuvo apariciones desde el banquillo.

Su contrato ya no fue renovado, e intentó buscar un nuevo hueco en el Valladolid, en Segunda División, pero tampoco recuperó el nivel. En el año 2006 decidió regresar a su primer equipo, el River Plate uruguayo, también tuvo tiempo de pasar un trimestre jugando en China en el Shangai Shenhua y desde el año 2007, regresó definitivamente al Peñarol de la liga uruguaya donde apura sus últimos momentos como futbolista.

3 comentarios:

Arraigoo dijo...

Pues la verdad es que le había perdido la pista desde su sanción, pero bueno, en la Liga dejó muchos goles y buenas actuaciones, fue un jugador bastante importante sobre todo enm el ascenso colchonero.

Un saludo
Acierta el Cromo TCdC
www.tocaladecara.blogspot.com

Anónimo dijo...

Terrific blog site!

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Hola Gontxo:

Me he fijado en tu lista del Retrovisor, y es que tienes medio Atleti: Novo, Stankovic, Carreras, Soler, Correa, Paunovic...
Lo que habla de las prolíficas relaciones Atleti-Mallorca.

Centrándonos en Correa, te puedo decir que es uno de los futbolistas con más clase que he visto jugar en el Calderón.
Creo que la frase de Luis resume lo que ha sido su carrera. Creo que le faltó ambición, instinto ganador, además de más entrega y sacrificio.

Pero, sobre todo en los años de Segunda, me maravillaba ver sus golazos de falta, sus sombreros o sus caños. Tenía una técnica depurada. Podía haber llegado mucho más alto y lástima lo de su positivo.

No sabía que seguía en activo.

Un abrazo!!