jueves, 15 de abril de 2010

Turienzo priva de una victoria que el Mallorca no buscaba (Zaragoza 1-1 Mallorca)

Antes lo discutía con Antihéroe, uno de los habituales del blog y al que cuesta explicarle mi crítica a Manzano. Es curioso, pero pese a como tiene el equipo, Manzano siempre será discutido. Nunca terminará de convencerme. La semana pasada, le elogié que tras 31 jornadas hiciera lo lógico. Lo que es imposible que no vea. Cosas normales, dos delanteros, el mejor medio centro jugando en el centro, el brasileño Mattioni de titular en detrimento de un jugador deplorable como es Josemi, que no cambiase a los extremos de banda, que quiera ir a por los partidos… y tres días después, en otra de las cosas que sabemos que Manzano es incapaz, jugar dos partidos entre semana, regresaron sus ataque s de entrenador, regresó Josemi, regresó el doble pivote y la pérdida de tiempo constante con empate a 1.

¿Qué el Mallorca pudo haber ganado por un gol mal anulado por Turienzo Álvarez, posiblemente de los peores árbitros de Primera? Si, sin duda. Pero que el Mallorca intentó buscar la victoria no sería verdad. A veces suceden estas cosas, que te las encuentras. Pero habrá que ver si no es al revés, que se lleven tres partidos fuera seguidos empatando (Santander, Almería, Zaragoza). Quizá Manzano no sabe que simplemente con ganar uno, ya hubiera logrado el mismo bagaje, tres puntos. Si ganas dos… ya flipas.

Pero el Mallorca no quiso, ni hoy, ni en Almería donde se encontró el empate gracias a Webó, ni en Santander donde se repitió lo de hoy pero sin goles. El partido empezó bien, el Mallorca atacó, Roberto le salvó el gol a Aduriz en un pase de la muerte de Mattioni, tremendo futbolista que Manzano no utilizo en 12 jornadas y hasta que Josemi fue expulsado. Sino el malagueño, que goza de bula papal seguiría haciendo el ridículo jornada tras jornada. En la jugada siguiente, Rubén remató el córner y puso por delante al Mallorca. La alegría duró poco. Manzano, en una de sus manzanadas habituales cambió a los extremos de banda. Los suicidó. Y el Zaragoza, aunque solo sea por la fe de su delantero, Suazo, buscó el empate, y se lo fabricó él solito con un gran gol de vaselina.

El partido ya no movería el marcador. Turienzo inició una actuación lamentable. No veía faltas evidentes, pitaba las que no eran, no señaló dos corners a un desesperado Arizmendi, permitió un patadón de Cortini (llamado Tontini a partir de ahora) a Mattioni. No enseñaba tarjetas. Un árbitro malo, inútil e incompetente.

En la segunda las cosas cambiaron poco. Webó era el único que animaba a sus compañeros a subir. Así que en el minuto 65, Manzano decidió cambiarle y sacar un medio centro. Esa es la valentía del entrenador. Turienzo siguió haciendo de las suyas. Aduriz controló un balón y se plantaba solo ante Roberto, pero el árbitro se invento una falta sobre Tontini. Eso no era sería lo más destacado. Manzano siguió moviendo el banquillo en otra decisión incomprensible. Retiró a Mattioni, el jugador más peligroso del Mallorca para meter a Víctor. El Chori y Aduriz que no podían con su alma seguían en el campo, el inefable Josemi en una de sus actuaciones habituales también. Pero en estas, Borja Valero, que volvía a ser el extremo derecho por necesidades del guion sacó un centro perfecto a la cabeza de Aduriz que el vasco, negado toda la temporada fuera de casa remató perfectamente. Era el 1-2 en el minuto 74. Pero el linier levantó la bandera y se inventó el fuera de juego. Manzano en la tele se veía que le preguntaba “¿lo has visto bien?” Y el linier se reía. Para completar, de nuevo, Aduriz ganó un balón a Tontini en la banda. Y el linier, nuevamente señaló falta. Aduriz desesperado vio la amarilla por protestar. Difícil resistirse.

En esos 15 minutos… el Zaragoza que salvo Suazo, solo Ander Herrera le echaba ganas, y el oficio de Edmilson en el centro del campo también se veía conformista con el empate, vio otra actitud de cobardía de José Aurelio Gay, en una jornada que han ganado los tres del descenso, mas el Racing, la afición le dedicó una sonora pitada por retirar a Suazo, el mejor de su equipo, el hombre-gol y meter a un centrocampista. Ambos entrenadores habían firmado el pacto de no agresión. Veremos si en la jornada 38, no echamos de menos estos puntos. Porque desde eso no se intentó nada. Mario Suarez cayó lesionado, los porteros no intervinieron, y Ayoze, Josemi, Aouate ralentizaban todas las puestas de balón en juego para sumar segundos. 1-1, un punto que pone cuarto pero que permite seguir acercándose a Getafe y veremos si al Athletic mañana.
Criticamos que la liga sea cosa de dos, pero los equipos que pujan tras ellos, TODOS están disconformes con sus entrenadores cobardes. Con Emery en Valencia, con Manzano en Mallorca, Jiménez ni siquiera está en Sevilla, Michel ha sido pitado en Getafe, Caparros aburre con su futbol de sangre y repartir en Bilbao… y para una persona que quería jugar bien, Valverde, acabó fuera en Villarreal. La Champions y la UEFA se la repartirán entre ellos, y el Mallorca se encuentra ante una oportunidad única. Lástima que el entrenador no esté a la altura de las circunstancias y de verdad, intentase demostrar grandeza.

1 comentario:

Xim dijo...

pues tienes razón con que todos los equipos estan disconformes con sus entrenadores... es curioso.

Que pena el partido de ayer. Tienes razón con que mejor ganar uno de 3 de los de fuera que empatar todos, y sobretodo empatar con rivales que el golaverage ni nos va ni nos viene (por ejemplo zaragoza, esta temporada).