lunes, 27 de septiembre de 2010

Son Moix sigue siendo una fortaleza (Mallorca 2-0 Real Sociedad)

No hay nada mejor para despejar Dudas y polémicas que las victorias. Durante la semana se perdió en San Mames… y si no se hubiera salido no hubiera pasado nada. Además, después de la derrota, al regreso a Palma, se concedió día libre a la plantilla el jueves… algo que levantó polémica en la prensa, no entre los aficionados...

Por lo tanto, visto lo visto, fuera y en casa, se entró en la tónica del año pasado. ¿Por qué si se gana y se convence en casa se cambia el sistema fuera (y además se pierde sin discusión)? El caso es que hoy tocaba partido en Son Moix, Ono Estadi, Iberostar Estadio… el nombre es lo de menos, en un campo que se ha convertido en fortaleza para el Mallorca desde ya varias temporadas. Así que Laudrup recuperó lo que debería jugar este equipo siempre, el 4-4-2. Había novedades, debutaba Edson Ramos, Ratinho, en el lateral derecho, tras, (por fin) recibir el transfer para que pudiera jugar.

Y el partido comenzó bien. El Mallorca tomó la iniciativa. Salió con firmeza y poco a poco hizo trabajar a Bravo y su defensa. Hasta que (otro por fin) pudimos ver al delantero centro que esperábamos. Cavenaghi empezó a ver balones en el área, y ahí es donde debe mostrarse. Controló un balón, lo bajó, se revolvió, se dio la vuelta y se saco un disparo que se introdujo en la meta realista. Cavenaghi empezaba a mostrar las buenas referencias con las que llegaba su fichaje. Se ponían bien las cosas para el Mallorca que dominaba el partido.

Poco después, empezaron a surgir problemas. En una jugada sin aparente peligro caía lesionado Nunes. El central y capitán del Mallorca es el alma de este Mallorca. Cualquier baja suya se percibe con miedo. Y le tocó salir a Rubén para acompañar a Ramis. La verdad es que podría elaborarse un debate sobre quién debe ser el titular si Ramis o Ruben, porque siendo sinceros las actuaciones de Rubén con el Mallorca son de sobresaliente. Hoy, igual. Salió, estuvo bien colocado, atento, infranqueable, valiente.

Aun así la baja no trastocó mucho al Mallorca. Decidió esperar a ver si la Real Sociedad tomaba la iniciativa y esperar agazapado a dar un segundo zarpazo al contragolpe. Y la verdad es que la Real tampoco se esmeró en exceso (solo un cabezazo que despejó Aouate con un Ratinho bien colocado por si acaso). El peligro siguió siendo del Mallorca que pudo haber anotado algún tanto más.

Tras el descanso, si que la Real dominó tímidamente. Encerró al Mallorca en su campo. Griezman desperdició un pase de la muerte al tirarlo alto. Dispusieron de varios cabezazos, mientras Aouate empezaba a desesperarse con su defensa. Y en estas, cuando peor parecían ponerse las cosas, llegó el segundo tanto. De Guzmán botó un córner, Víctor lo remató y apareció Cavenaghi en el segundo palo para mostrarse como cazagoles. Cavenaghi sonreía feliz. De un plumazo recuperaba la confianza y espantaba las dudas que empezaban a vislumbrase sobre su fichaje. Con el 2-0 muy mal tendría quedarse para que se escapasen los puntos de Son Moix.

Y el Mallorca supo adaptarse al partido. La Real adelantó líneas con un Tamudo que no aportó nada y un Joseba Llorente que solo supo encararse con los mallorquinistas que perdían tiempo. De futbol… nada. Mientras tanto, quedaban muchos huecos atrás. Diego Rivas es un jugador vergonzoso que inexplicablemente como Josemi o Arizmendi sigue teniendo minutos en 1ª. Para el Mallorca fue sencillísimo frenar sus ataques y no tuvo problemas en superarle en defensa.

Varios contraataques de Víctor, De Guzmán o Cavenaghi pudieron haber puesto un gol más en el marcador. Ratinho también decidió exhibirse en su debut y dejó muy buenas sensaciones. Y ya que también se podía, Laudrup concedió minutos al otro brasileño debutante, Joao Victor. La victoria y la satisfacción era máxima. Se trataba de una victoria importante para no visitar el Camp Nou hundido en la clasificación. Laudrup hizo las cosas bien y mantiene la fortaleza de Son Moix. Ahora a ver si llegan los primeros puntos desde fuera de casa. Y con esto, el Mallorca acabará entre el 9 y el 14 con tranquilidad.

No hay comentarios: