domingo, 11 de abril de 2010

David Navarro regresa a Son Moix. Merece un aplauso

David Navarro vuelve a Son Moix. Evidentemente el jugador es famoso por el puñetazo que soltó a Burdisso y le costó una sanción de 7 meses. Antes había jugado a buen nivel con el Valencia e incluso Luis Aragonés llegó a llamarle para la Selección Española, aunque se quedó sin debutar.

Mañana volverá a Mallorca, donde jugó los dos últimos años. No será el jugador más recordado pero sería digno valorarle lo que hizo. Apareció sancionado y con la dificultad de hacerse un hueco en el tándem Nunes-Ballesteros, y finalmente lo logró y fue cuando el Mallorca presentó mejor seguridad en defensa. El segundo año, pese a que Emery quiso contar con el central en vez de Helguera, acabó volviendo cedido a Mallorca. Y Navarro mejoró el año anterior, jugó más partidos, hizo goles y mostró una consistencia atrás que sirvieron para salvarse tranquilamente.

Este verano, el Valencia logró retener a Silva y a Villa… y prefirió vender a Albiol al Madrid. El central a sustituir resultó David Navarro. No volvió a su equipo (un grande) para no jugar nada, sino que se consolidó y demostró merecer la titularidad y a muy buen nivel. Mañana regresará a Son Moix. Posiblemente ni sea pitado ni sea aplaudido... Todas las aficiones resultan de aplauso escaso al que lo merece, de borrar rápido los buenos recuerdos y de coger asco al jugador que pese a hacerlo bien, no continuó en el equipo (y siendo honestos, en la mayor parte de los casos con razón).

Pero hablando desde la opinión personal. David Navarro es un central cojonudo, alto y grande sin ser lento, perfecto de cabeza, corpulento, participativo sacando la pelota, dispuesto a dar una patada cuando fuera necesario y, para mi, sobre todo… cogido cariño cuando fuimos a Soria el año pasado.

Siempre he odiado a los jugadores poco comprometidos. Pocos futbolistas sienten los colores de su equipo. Pero al menos, deseas que cuando salten a un campo sean profesionales y lo den todo. Normalmente, los cedidos, y si son de equipo grande, pasan de todo… les importa una mierda que el Mallorca baje o se quede en primera, que les salga el regate o que no, que insulten a un compañero o encararse cuando le entran… Por eso siempre me servirán de ejemplo Farinos, que se partirá la cara, juegue en el Valencia, en el Inter, en el Villarreal o en el Mallorca, le salgan bien o mal las cosas, o Colsa o Jorge López, cuya calidad futbolística es indudable, pero las ganas, el compromiso y la voluntad que demostraron en Mallorca llegó a provocar que se celebrará cuando cayeron lesionados. Lo que hacian eran tan ridículo, que mejor que saliera una camilla a llevárselos. Así de sencillo.

David Navarro entra en el grupo de los comprometidos, que, cuando eres equipo de la zona baja son los que aportan, los que suman, y por tanto los que acaban salvando. El año pasado se jugó el Numancia-Mallorca. Y la Peña Mallorquinista de Madrid fuimos a Soria. El Mallorca era el colista, después de una primera vuelta ridícula. Y en el hotel, David navarro fue el único jugador del Mallorca que andaba por la entrada. No solo se puso a la foto, donde sonríe más que yo por cierto. Sino que el propio jugador al jalearle y decirle que hoy había que ganar, fue el primero que respondió: “Sí, si. ¡Hoy ganamos seguro! Y por supuesto que vamos a salir de ahí abajo”. Dio las gracias por viajar a apoyar al equipo, fue amable, nos dio ánimos y dijo (textual) que “se iban a partir la cara pero nos salvábamos”. Tres jornadas antes, se había enfrentado al Valencia. De los pocos equipos que no había incluido la famosa clausula para impedir que el cedido jugase contra su equipo de propiedado. Y por supuesto Navarro jugó. Y jugó un partidazo, quizá incluso más motivado, pero el Mallorca ganó al Valencia bien. Y Navarro jugando a la perfección.

Mi naturaleza es de equipo pequeño. Y por tanto siempre valoraré más un Olaizola que a un Alves. A un Ibagaza, Stankovic, Engonga que no solo jueguen bien sino que se partan la cara (por eso cuesta justificar a Jurado, siendo un jugadorazo pero escaso de sangre). Pero se agradece los jugadores comprometidos. Y David Navarro aparte de ser un central muy bueno, lo fue. Y no volvió al Valencia para estar en la grada, sino que le hicieron comprar acciones, le convirtieron en uno de los capitanes y demostró que valía. Y en el Mallorca, sin coincidir con temporadores, se ganó un respeto. Veremos cómo se le recibe, porque en todos lados, somos poco amables y por supuesto, vuelve con la camiseta rival, pero Navarro es de los cedidos que vino a dar la cara y habría que corresponderle con unos aplausos, durante el partido desear que la cague y después que tenga mucha suerte, porque además es buen futbolista.

4 comentarios:

Gontxo dijo...

Oye, y no estoy tan gordo como aparezco en la foto. Palabra

Roberto dijo...

Gordo estas, aunque lo quieras disimular, pero tienes pinta de cierrabares con ese look. jajaja nos vemos en una semana

Xim dijo...

hombre, de navarro estoy de acuerdo en casi todo pero has de recordar que fue uno de los dos jugadores que denunciaron a la lfp al mallorca por falta de pago.

Gontxo dijo...

Si. Queria haber completado el articulo, añadiendo que tras dos años cedido ha vuelto al Valencia y es uno de los capitanes, y el domingo lo fue en Son Moix. Pero que el factor de la denuncia, algo sinceramente, inesperado hizo que al final se le pitase bastante. Bueno... que tenga suerte en Valencia, al menos no volvio para chupar banquillo que si que hubiera sido mucho mas estupidez.

Saludos