miércoles, 15 de julio de 2009

Entrenadores miticos


Hoy voy a hacer otro post de autobombo, y es que acabó de publicar en RCDM un artículo sobre Juan Carlos Lorenzo, uno de los entrenadores más respetados en Argentina, seleccionador en los Mundiales del 62 y del 66, un símbolo en el Boca Juniors con el que ganó dos Libertadores y una Intercontinental y el primer entrenador que llevó al Mallorca a Primera División o al Atlético a la Final de la Copa de Europa. La verdad es que es un personaje que me ha gustado mucho mientras investigaba un poco sobre su vida.

Ya de paso os dejo también el enlace de otro entrenador que hice. Héctor Cúper, para mi el entrenador que más me ha ilusionado al frente del Mallorca, que da gusto escucharle o leerle cada vez que concede una entrevista, y que pese a su mala suerte y sus recientes batacazos, siempre merecerá un hueco en páginas de Oro en la historia del Mallorca.

Os dejo los artículos:

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Mas relleno para el blog. Podrias cerrar por vacaciones.

futbollium dijo...

Cúper ha sido muy criticado desde que salió de Mallorca . Para mí no ha sabido aguantar la presión cuando ha tenido la oportunidad de dirigir al Valencia o al Inter y poco a poco fue perdiendo credibilidad . De todos modos siempre le quedará el Mallorca para volver a recordar buenos momentos .

Un saludo

Arraigoo dijo...

Vivio sus buenos momentos en Mallorca, imagino que sera siempre recordado por vosotros.

Un saludo
www.tocaladecara.blogspot.com

Roberto dijo...

Hay que reconocer que su futbol era un coñazo

Gontxo dijo...

Hola a todos

Sinceramente, creo que Cuper la presión la aguantó muy bien. De hecho, llevar al Valencia a dos finales de Champions consecutivas es algo que ha conseguido muy poca gente. Y en el Inter, también estuvo arriba, que salvo estos 3 años, el Inter llevaba 40 años sin acercarse al titulo... pero es ciero que en todas las finales acabó perdiendo.

En el Mallorca, su segunda etapa tampoco fue gloriosa, pero sinceramente, ha sido el entrenador más ilusionante, motivador y con el que más fe ciega he tenido. Tuvo sus errores, sin duda, pero en el momento de saber irse renunció a 3 millones de contrato y apoyó al Mallorca de manera sincera. Y creo, que en el fútbol de hoy, poca gente hace eso.

Yo le deseo suerte en todo lo que haga, porque en el Mallorca, recien ascendido lo llevó a lo más alto.